Ballerina por Salvatore Ferragamo

Salvatore Ferragamo comenzó su carrera como un simple zapatero, y aunque a través de las décadas Ferragamo se ha expandido y convertido en un imperio de moda, la marca nunca ha olvidado la importancia de regresar a sus raíces.

Fue la maestría y dedicación que Ferragamo ponía en el calzado lo que lo hizo convertirse en el favorito de las estrellas adornando los pies de estrellas como Marilyn Monroe y siendo el diseñador original de la zapatillas de Cenicienta. Una de las clientas favoritas del diseñador era Audrey Hepburn que desde el inicio se sintió inspirada por los diseños elegantes y prácticos que caracterizan a la marca.

Ferragamo, a pesar de saber que la mayoría de las estrellas preferirían un par de tacones, diseñó para Hepburn la ballerina, un par de zapatillas planas de punta redonda en 1954, una pieza disecreta pero con todos los elementos para convertirse en un clásico instantáneo.

Este modelo de punta redonda y suede hicieron famosa a la marca y resaltan la feminidad y elegancia de quién las porta, igual que Audrey Hepburn, las zapatillas son alegres, están en constante movimiento, saltan, giran, viven. El renacimiento de esta clásica zapatilla que la elegancia es una actitud y una forma de caminar.

ferragamoballerina

  • Comparte en:

Comments are closed.