Angel, el nacimiento de una estrella

Una explosión cósmica, un destello en medio de la nada. Para su nueva fragancia, Angel de Thierry Mugler la inspiración fue el nacimiento de una estrella que representara la innovación y maestría de la marca.

Después de la explosión todo comienza a tomar forma, la estrella nace con una forma única que la hace diferente en cada perspectiva. El cristal con reflejos azulados parece frío, pero la fragancia que porta contiene una voluptuosidad que es irresistible.

“En Mugler, no trabajamos en torno a un frasco como tal, sino sobre la idea de un objeto que cuenta una historia. Un frasco Mugler está pensado y diseñado ante todo como una escultura. Además, su nivel de sofisticación y su estética contundente lo convierten en una obra de arte.” es el comentario de los diseñadores de esta nueva fragancia, “Tanto en moda como en perfume, Thierry Mugler siempre ha trabajado en torno a la contemplación de una multitud de mujeres, de contornos sinuosos y positivos. Esta visión también inspiró nuestro trabajo de creación de una nueva estrella. Puede decirse que las numerosas facetas de esta estrella son el reflejo de la personalidad femenina.”.

La colección Angel nació en 1992 y cuenta con cinco versiones diferentes, todas hechos con frascos únicos y artesanales, que, en una iniciativa ecológica de la marca, son rellenables. Este proceso, por supuesto, también está envuelto en un aura de lujo, pues es a través de La Fuente, su icónico artefacto que retoma la antigua tradición del siglo XVIII de ir a la perfumería para rellenar los frascos de perfume. Al devolverle la esencia al frasco, la estrella regresa a la vida.

Angel Thierry Mugler

  • Comparte en:

Comments are closed.