ALTO IMPACTO: conoce la dupla de colores de 2018

«La vie en rose», así es como el 2017 puede ser descrito pues fue el año en el que todo se tiñó de este color: desde artículos de cocina, muebles, objetos decorativos, hasta colecciones como Acne Studios o Rochas. Incluso nuestro feed de instagram fue atestado con tan singular tono. El millenial pink se convirtió rápidamente en el símbolo de una generación; una generación visual, diversa y activa, que lucha por la inclusión y la igualdad de condiciones. Sin embargo, el 2018 trae consigo un par de tonalidades que ya comienzan a llenar los racks de nuestras tiendas favoritas. Esta dupla desafía el statu quo y sin duda se convertirán en un imprescindible para el armario y la decoración: ultravioleta y amarillo.

A finales de año, Pantone desveló el color que definiría el ánimo del año: ultravioleta, un morado elegido para representar ingenio, creatividad y que  evoca una atmósfera de enigma. Para Pantone este color es un matiz espiritual, cósmico, que empuja los límites de lo que nos inspira hacia delante y hacia el futuro. Esta tonalidad de morado se transformó —en décadas pasadas— en una de las favoritas de celebridades como Prince, incluso fue usada por íconos del buen estilo como la Princesa Diana.

La cierta teatralidad que evoca ha servido de inspiración para casas de moda  como Bottega Veneta, Alberta Ferretti o Versace, las cuales lo han adoptado en patrones geométricos, vestidos llenos de volumen y total looks. Al ser un color arriesgado y llamativo resulta difícil combinarlo pero, con los accesorios correctos, puede llegar a lucir el esplendor de la opulencia; mientras que en combinación con grises y negros evoca una elegancia natural. Del mismo modo, el ultravioleta adquiere distintas apariencias en función de diversos materiales, como exuberantes terciopelos o modernos modelos de estilo deportivo. Algunos otros materiales, más complejos como los estampados, los acetatos y las pieles, son ideales para un look más edgy.

Más allá de la singular selección de Pantone, tenemos una propuesta más fresca, con base en las alfombras rojas y varios lookbooks de esta primavera: el amarillo o Gen-Z yellow como se le ha denominado. Es una propuesta brillante y un tanto arriesgada que vale la pena voltear a ver. Hace décadas, este amarillo representó un color revolucionario que vino a dar luz a una juventud obstinada que crecía en la década de los 60 y 70. Hoy es el color que representa a la generación Z (aquellos nacidos a partir de 1995 y hasta el 2010). A diferencia del millenial pink, este color no tiene una tonalidad específica y se puede disfrutar en un sinfín de variantes que van desde el amarillo más vibrante hasta el mostaza. Actualmente, ha sido adoptado como un estandarte de optimismo y energía tanto por bloggers como por celebridades y artistas alrededor del mundo. Por su parte, marcas como Gucci, Isabel Marant y Prabal Gurung se han aprovechado de esta macrotendencia y la han hecho suya en prendas como vestidos, zapatos y chaquetas.

 

Estas dos tonalidades estarán presentes durante todo el año y no dudamos que la variedad de las propuestas y materiales con las que se combinen terminen por conquistarte.

  • Comparte en:

Comments are closed.