Alimentos para la mejor piel de tu vida

El secreto para tener una piel radiante y saludable, retrasando al máximo los signos del envejecimiento, no solo está en la genética y el uso de cremas cosméticas; cuidar la piel desde dentro, incluyendo en la dieta diaria una serie de alimentos que contienen nutrientes esenciales que benefician la piel y la protegen de agresiones externas, como el frío o la exposición a la luz solar.

Unos de los consejos básicos es estar siempre bien hidratado, para que el organismo pueda eliminar fácilmente toxinas que pueden dañar nuestro organismo. Otro factor importante es dormir el tiempo suficiente que necesite cada quien, ya que esto nos ayuda a que el cuerpo descanse y nos carga de energía hacer una actividad física moderada de forma regular y llevar una dieta equilibrada.

Si quieres tener una piel joven y saludable te aconsejo que incluyas en tu dieta diaria los siguientes alimentos que contienen nutrientes esenciales que benefician y protegen la piel desde el interior.

Cítricos

Limón, naranja, mandarina, toronja, lima… todos ricos en vitamina C, considerada un potente antioxidante que interviene en la formación de colágeno, una proteína necesaria para que la piel conserve su firmeza y elasticidad. También conseguirás un buen aporte de vitamina C comiendo verduras como los pimientos.

Tip: para que no pierdan la vitamina, es necesario mantener los cítricos en un lugar fresco y no pelarlos hasta que se vayan a consumir. Si se toman en forma de zumo, este se debe preparar cuando se vaya a tomar. Las verduras, mejor comerlas crudas o cocidas al vapor.

2

Zanahoria

Son una fuente de betacaroteno, un precursor de la vitamina A que contribuye a reducir la flacidez y las arrugas. Se recomienda su consumo antes de exponerse al sol para conseguir un bronceado más uniforme y duradero.

Tip: otras frutas y verduras de color amarillo intenso y naranja –calabaza, mango, papaya, melón, también son ricas en carotenoides. Como en el caso anterior, hay que mantenerlas frescas, y no pelarlas hasta que se vayan a consumir.

Frutos rojos

Fresas, frambuesas, moras, arándanos… Los frutos rojos contienen vitamina C y flavonoides, lo que les confiere propiedades antioxidantes, que evitan la destrucción celular y el envejecimiento prematuro.

Tip: para evitar que pierdan nutrientes, debes protegerlas de las fuentes de luz y calor, lavarlas enteras, en agua fría, y trocearlas justo antes de su consumo.

3

Tomate

Se trata del alimento con una mayor concentración de licopeno, sobre todo en el caso de los tomates maduros. El licopeno protege a las células frente a los daños derivados de la acción de los radicales libres.

Tip: estas ventajas se consiguen especialmente si el tomate se consume cocinado, porque así se asimila mejor el licopeno.

Aceite de oliva y verduras de hoja verde

Tanto el aceite de oliva como las acelgas, espinacas, kale… gracias a su contenido en vitamina E protegen a las células frente al estrés oxidativo.

Tip: para aprovechar al máximo las propiedades de las verduras, lo ideal es cocinarlas con poco agua y durante el menor tiempo posible.

Frutos secos

Nueces, pistaches, almendras, avellanas, cacahuates… También contienen vitamina E y reducen la oxidación celular. Las nueces, además, son ricas en cobre, que actúa como antiinflamatorio.

Tip: son un excelente snack para recuperar fuerzas, y además los puedes incluir en  guisos o añadir a ensaladas.

1

  • Comparte en:

Comments are closed.