¡Adiós a las pieles! El nuevo «statement» de la moda

Regresemos por unos instantes a principios del 2000, era un nuevo milenio que marcó el inicio de nuevas ideas, contrastes y planes para la industria de la moda y; el regreso de Cruella De Vil a la pantalla grande.

Muchas se preguntarán, ¿qué tiene que ver Cruella De Vil con la moda? Bueno, la respuesta es mucho. Todas recordamos con un poco de escalofríos a la villana de Disney, amante de las pieles y dispuesta a usar cachorros de dálmata para su más ambicioso proyecto.

Cruella De Vil dibujo para el diseño de la película.

Las que nacimos a principios de los noventa tendríamos entre ocho y diez años al momento que se estrenó «101 dálmatas», por lo que la temática verdadera de la película pudo no haber causado mucho eco en nuestra cabeza; sin embargo, con el paso de los años pudimos entender la delicadeza del tema, y es que el uso de piel para productos de moda es algo que en nuestra opinión se debió haber quedado en la edad de piedra.

Muchos defienden el uso de pieles en animales, tales como Anna Wintour o Karl Lagerfeld y han sido duramente criticados por la sociedad y sus más cercanos admiradores, a tal punto, de aventarles bolsas de harina o pintura mientras usan prendas de piel en diferentes eventos como alfombras rojas.

Anna Wintour usando un abrigo de piel de zorro.

Afortunadamente la sociedad se sensibiliza cada vez más con respecto al cuidado de la naturaleza pues, en pleno 2017, ninguna marca con gran prestigio quiere cargar con el estigma de vestir a Cruellas De Vil. Y es que este personaje fue un parteaguas para la industria de la moda acerca de lo que no estaba bien hacer con tal de vender lujo y exclusividad. Hoy pensamos en Cruella y lo relacionamos directamente con maltrato animal y eso es un concepto que muchas marcas en la industria no quieren cargar.

Todo esto viene con la noticia que hace unos días la alta casa de moda italiana Gucci anunció: dejaría de usar piel de visón, coyote, perro, mapache, zorro, conejo y cualquier otro animal existente sobre la faz de la tierra. Por supuesto, es algo que fue aplaudido por todos, incluyendo organizaciones como PETA y WWF.

El CEO de Gucci, Marco Bizzarri, de la mano con «Human Society of United States» buscarán crear conciencia sobre el uso de pieles en la industria textil.

Otras marcas de lujo ya han eliminado de sus procesos el uso de pieles animales como Stella McCartney, Giorgio Armani, Hugo Boss y Net-A-Porter. Eso abre las puertas a que muchas otras marcas se sumen al Fur Free y estamos seguras que así será para el bien de la naturaleza.

  • Comparte en:

Comments are closed.