5 museos brasileños que inspirarán tu travesía

Los museos también guardan historias y secretos, reúnen arte, momentos y piezas especiales que hacen de cada exposición, ya sea temporal o permanente, una muestra única. Estos son algunos que no pueden faltar en tu visita a Brasil:

Museo Imperial

Siendo el más visitado de Brasil, el Museo Imperial es una galería histórica que se encuentra en el centro de la ciudad de Petrópolis, en Río de Janeiro. Este recinto comprende el terreno del antiguo Palacio de Verano de Pedro II de Brasil, construido en 1845.

Su principal atractivo es la decoración interior aún conservada, que incluye finos candelabros, pisos de piedra, piezas de yeso y los muebles de época, que logran transmitir la ambientación original de cuando el palacio estaba habitado.


Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro

También conocido por sus siglas, el MAM es una de las instituciones culturales privadas sin fines de lucro de más importancia en Brasil y un atractivo arquitectónico situado en el Parque do Flamengo, en la ciudad de Río de Janeiro.

Ha sido escenario de un sinfín de acontecimientos de gran relevancia brasileña, albergando –desde su fundación en 1948- un largo listado de colecciones de arte moderno, y hoy reúne más de 11,000 objetos, en su mayoría provenientes de la colección de Gilberto Chateaubriand.


Museo Oscar Niemeyer

Siendo un ejemplo de la fusión ente la arquitectura y arte, el Museo Oscar Niemeyer es un complejo de dos edificios, situado en un área 35,000 metros cuadrados, de los cuales 19,000 son el área de exposiciones. Ubicado en Curitiba, en el Estado de Paraná, el primer edificio fue concebido como una institución educativa que con el paso del tiempo se fue renovando, al convertirse en museo donde Oscar Niemeyer construyó un anexo en forma de ojo, marcando con esto su identidad.

Su enfoque está dirigido hacia las artes visuales, el diseño y la arquitectura, su belleza y peculiaridad lo han convertido en un museo destacado a nivel internacional.


Fundación Iberê Camargo

La trascendencia del pintor brasileño ha sido tan grande que hoy tiene un museo exclusivo para la exposición de sus obras, siendo un lugar dedicado a preservarlas y difundirlas.

Fundada en 1995, un año después de la muerte de Camargo, además de resguardar su obra y vida, tiene como objetivo hacer que el público se sensibilice ante la reflexión de la producción de arte contemporáneo, mediante cursos, seminarios y reuniones.


Museo de Arte de Pampulha

Originalmente concebido para albergar a un casino, el ahora Museu de Arte da Pampulha se encuentra en la región de Pampulha, en la ciudad de Belo Horizonte, que es la capital del estado Minas Gerais. Esta construcción es una de las aportaciones construidas por Oscar Niemeyer en las orillas del lago de Pampulha, a petición del alcalde Kubitschek a principios de los años 40. Además, esta edificación forma parte de un conjunto arquitectónico que se complementa con la Casa del Baile, el templo de Francisco de Asís y el Late Clube, siendo el primero del listado.

Su principal tendencia artística está basada en el arte contemporáneo brasileño, con un acervo calculado entre 1,600 obras, donde destacan las de Guignard y las de artistas plásticos como Anna Letycia, Oswaldo Goeldi y Fayga Ostrower, también de algunos modernistas como Di Cavalcanti, Livio Abramo, Bruno Giorgi y contemporáneos como Antonio Dias, Frans Krajcberg e Iberê Camargo.

 

INSPÍRATE CON MÁS DEL ARTE BRASILEÑO EN ESPÍRITU DEPORTIVO.

  • Comparte en:

Comments are closed.