Abel López: estética que persigue la eternidad

Los diseños de Abel López subliman la feminidad. Sus creaciones habitan una frontera difusa entre la moda y el arte, honrando siempre la libertad creativa y la imaginación: Abel traza en telas la materia que da vida a los sueños.

Conversar con Abel implica un riesgo, un fascinante riesgo: sus respuestas confrontan cualquier idea preconcebida sobre la moda y el estilo.

 

Contenido Relacionado

Ágatha Ruiz de la Prada, hago muchas locuras con sentido común
ADIDAS + Alexander Wang, redefinir lo urbano con irreverencia

 

Hombre de vasta cultura, amante del arte y conversador nato, Abel López es uno de los diseñadores de moda mexicanos más trascendentes de la actualidad. Sus creaciones están presentes en 45 países. Ha sido capaz de evocar la belleza imponente del siglo XVIII en sus colecciones y todo inició como un juego, cuando a sus 7 años, observaba a su madre crear deslumbrantes prendas completas desde las materias primas más básicas:

“La moda es la manera más apropiada que tenemos para expresarnos frente a la misma vida y yo veía el trabajo de mi mamá y se me hacía algo espectacular, desde la confección de un vestido de gala o una prenda urbana yo me daba cuenta de todo el trabajo que había detrás. Todo ese proceso se me hacía alucinante”.

 

En su infancia se gestó la pasión por la moda. En su juventud el arte y la creatividad fortalecieron sus visiones y hoy, después de años de arduo trabajo, Abel ha encontrado en la historia una nueva inspiración para su estilo. El mundo de la moda se sorprendió con su colección Primavera-Verano 2017 inspirada en el cantante italiano del siglo XVIII “Farinelli”.

“Siempre quise traer a la actualidad la vida de Farinelli, un personaje dramático y fascinante que hizo un gran sacrificio por continuar creando belleza. En la actualidad prevalece la música electrónica, yo quise un contraste con un tema clásico”.

Las creaciones de Abel López reflejan esta visión disrruptiva: forman parte de la vida contemporánea, pero claman, con su profundo sentido estético, por lo atemporal. Por lo eterno.

“La estética es cada vez menos valorada, se ha apostado por lo funcional y pasajero. Por lo actual. Por un mundo moderno que nos está volviendo locos. Creo que la belleza y la estética debe tener una emoción, debe perdurar y detener el tiempo. Esa es mi filosofía como diseñador” .

Para Abel la estética y sus creaciones deben detener el tiempo y conservar un momento: concederle eternidad a un instante efímero de gran belleza.

La belleza es el gran catalizador de nuestros anhelos y sueños y en el caso de Abel López la belleza es un instante que merece la eternidad. Y él está dispuesto a capturarla con sus creaciones.

Fotografía en A the Style Guide tomada de Petites Mémories.

  • Comparte en:

Comments are closed.